Turku

Turku, la ciudad más antigua de Finlandia y anterior capital del país, es una ciudad medieval que tiene todos los elementos característicos de éstas: la orilla del río, la plaza del mercado, el castillo y la catedral. Ubicada a lo largo del curso del río Aura, la ciudad invita a perderse en sus calles empedradas llenas de vida. Además, Turku sirve como puerta de entrada al archipiélago finlandés, una colección de más de 40.000 islas, así como a la región de ultramar de la isla de Ahvenanmaa y al país vecino, Suecia.

Este post también está disponible en

Según datan los documentos más antiguos hallados, Turku ha estado en este lugar junto al río Aura desde 1229. El río es el corazón de la ciudad, y junto con el Castillo y la Catedral, marca los tres puntos cardinales entre los que se pueden encontrar todos los principales lugares de interés.

En verano, las orillas del río están llenas de vida, ya que tanto los lugareños como los turistas se reúnen para comer, beber y escuchar música en los muchos barcos antiguos amarrados a lo largo de la rivera, o simplemente para hacer picnic en el césped. El río es también el punto de partida de los cruceros que se dirigen al archipiélago o a la ciudad vecina de Naantali. Desde el puerto principal de Turku, diariamente hay cruceros que llegan y parten a través del mar Báltico en ruta hacia Suecia.

La ciudad de Turku fue Capital Europea de la Cultura en 2011, y la oferta cultural no ha cesado de crecer desde entonces. La ciudad desborda todo tipo de eventos y festivales de temática muy variada: tango, jazz, Edad Media, deportivos, teatro, gastronomía, arte, diseño y mucho más.